Cómo instalar un termo eléctrico
Conectar o Registrarse
  Recuérdame
 Recordar contraseña
 
   Alquiler
   Alquiler de pisos

   Bricolaje
   Carpintería
   Fontanería
   Cambiar los grifos del lavabo
   Cómo cambiar una cisterna
   Cómo instalar un termo eléctrico
   Cómo reparar el inodoro
   Consejos para cambiar un fregadero
   Consejos para cambiar un grifo
   Instrucciones para desatascar el lavabo
   Ideas y sugerencias
   Pintura

   Comprar pisos
   Elección del piso
   Proceso de compra

   Curiosidades
   Casas de famosos
   Casas de vacaciones de los famosos
   Las mansiones de las estrellas
   Muy interesante

   Decoración
   Accesorios de decoración
   Baños
   Cocinas
   Decoración de Navidad
   Despachos
   Escaleras
   Estilos de decoración
   Habitaciones
   Salones

   Exteriores
   Jardines
   Piscinas
   Jardinería

   Hipotecas
   Conceptos e ideas
   Tipos de hipotecas

   Hogar
   Climatización
   Encimeras
   Paredes
   Sofás
   Suelos

   Seguros
   Seguro de hogar


1
Cómo instalar un termo eléctrico
0

Cómo cambiar los grifos de lavaboSi tienes calefacción en tu casa y estás pensando en arreglar su instalación para adaptarla a los nuevos tiempos, sin duda habrás pensado en instalar un termo eléctrico, más moderno y funcional. Los termos antiguos son aquellos que se encendían con fuego y sin duda los eléctricos son mucho más seguros y eficientes, además de mucho más cómodos. A continuación te presentamos algunas diferencias entre los termos antiguos y los termos eléctricos, así como algunas instrucciones para aprender a instalar un termo de forma eficiente.

¿En qué se diferencian los termos eléctricos de los antiguos?

En primer lugar, cabe reseñar como principal diferencia la forma de encender estos dispositivos. Mientras los termos antiguos se encendían con un mechero o cerilla que se debía meter por una ranura para poder llegar hasta el gas y calentar el agua con una llama, los termos eléctricos simplemente necesitan de un sencillo encendido para encontrar el agua caliente.

Sin duda los termos antiguos eran mucho más peligrosos y además fallaban muchísimo, con los que los fontaneros urgentes siempre debían ser los encargados de acudir a solucionar el problema. Aún así, estos termos podían encontrarse en muchos lugares, pero sin duda actualmente han quedado relegados en favor de los eléctricos. Estos últimos, además de permitirte calentar el agua rápidamente, también te van a permitir elegirte la temperatura que prefieres y modificar incluso la cantidad de llama, con lo que sin duda conseguirás ahorrar bastante dinero.

Para encenderlos, simplemente necesitarás utilizar una pila y el gas podrá ser o gas natural o gas butano. Cada vez más se está recurriendo al gas natural, ya que resulta mucho más cómodo, económico y sostenible.

Cómo instalar un termo eléctrico

A la hora de instalar un termo eléctrico vas a tener que seguir algunas recomendaciones para lograr hacerlo de forma eficiente. Lo mejor que puedes hacer es seleccionar a unos fontaneros profesionales o a una empresa de fontanería de la mejor calidad ya que se trata de un proceso delicado y si lo instalas mal puede ser un peligro para todo el edificio puesto que una fuga podría hacerlo explotar.

Para instalar un termo eléctrico se debería hacer un curso en el que aprender a instalar todo tipo de dispositivos con estas características y así lograr optimizar la instalación en una casa o bloque de pisos. Lo primero que tienes que hacer es elegir qué tipo de termo necesitas, atendiendo al tamaño, la calidad etc. Si no sabes por cuál decantarte la mejor opción siempre va a ser la de dejarte asesorar por unos buenos profesionales.

Los termos se instalan normalmente en las cocinas, aunque sin duda puedes colocarlo en otro lugar, siempre teniendo en cuenta dónde se encuentra la instalación de tuberías ideal para hacerlo. Cuando hayas elegido el lugar en el que vas a ubicar tu termo, lo mejor será que elabores unas guías dónde después pondrás los tornillos que lograrán aguantar el sistema de calefacción en general. Debes tener en cuenta elegir siempre un lugar ubicado cerca de una ventana porque así necesitarás menos tuberías de ventilación, pero también debes valorar que el termo se va a tener que enchufar, ya que aunque se encienden mediante una pila, sin duda para garantizar un buen funcionamiento éstos deben conectarse a la red eléctrica del hogar.

La instalación de un termo eléctrico: una tarea para profesionales

Lo primero que hará un fontanero profesional será instalar el dispositivo principal y a partir de aquí conformará una especial red de tuberías para que éste pueda funcionar. El segundo lugar deberá colocar un manguito de PVC que será a través de dónde entrará toda el agua fría. Se trata de un tipo de termo especialmente diseñado para aguantar todo tipo de temperaturas y resistir el paso del tiempo, para que no haya fugas. Cuando ya se haya instalado el termo se colocará una válvula de seguridad y por supuesto se creará también un conducto de ventilación encima del termo, que vaya hacia el exterior. Es muy importante asegurarnos de que no van a haber fugas ya que de lo contrario podría haber problemas que afectaran no solamente a tu hogar, sino a todo el edificio.

Después de esto se ubicará el termo de agua, un proceso realmente delicado porque se debe revisar que no existen fugas de agua y que el aparato no se mueve. Muchas personas que no quieren contratar a un fontanero intentan hacer este tipo de instalaciones y acaban rompiendo el termo o provocando algún tipo de accidente, así que lo mejor será siempre acudir a un profesional para este trabajo tan delicado.

Fuente: LeroyMerlin

Imprimir artículo Enviar por email   1 comentario Insertar comentarios


Tags:   bricolaje, fontanería
Contacto HogarPedia.com :: Bricolaje, decoración, hogar, pisos, hipotecas, seguros, alquiler.
Aviso Legal