Cómo cambiar la correa de una persiana
Conectar o Registrarse
  Recuérdame
 Recordar contraseña
 
   Alquiler
   Alquiler de pisos

   Bricolaje
   Carpintería
   Fontanería
   Ideas y sugerencias
   
   Automatización de hogar como elemento de seguridad
   Cómo cambiar la correa de una persiana
   Cómo evitar que las cerraduras se atasquen
   Cómo reparar una lámpara
   Consejos para hacer reformas
   Consejos para restaurar la forja
   ¿Son seguras las cerraduras inteligentes?
   Pintura

   Comprar pisos
   Elección del piso
   Proceso de compra

   Curiosidades
   Casas de famosos
   Casas de vacaciones de los famosos
   Las mansiones de las estrellas
   Muy interesante

   Decoración
   Accesorios de decoración
   Baños
   Cocinas
   Decoración de Navidad
   Despachos
   Escaleras
   Estilos de decoración
   Habitaciones
   Salones

   Exteriores
   Jardines
   Piscinas
   Jardinería

   Hipotecas
   Conceptos e ideas
   Tipos de hipotecas

   Hogar
   Climatización
   Encimeras
   Paredes
   Sofás
   Suelos

   Seguros
   Seguro de hogar


1
Cómo cambiar la correa de una persiana
0

Bricolaje: cambiar la correa de una persianaA continuación vamos a explicar paso a paso cómo cambiar la correa de una persiana con la persiana abierta (subida). Lo primero que debemos hacer es desmontar el cajón de la persiana. Éste suele ir con clavos o con pequeños tornillos. Cuidado con la tapa al retirar el último clavo o tornillo.

Una vez retirada el cajón podremos ver el comienzo de la correa. Ésta va en la polea (una especie de guía redonda de metal), adosada al lateral de la barra que sujeta a la persiana. Saquemos la correa de la persiana vieja y metamos la nueva. Ésta entra en el cajón gracias a un pequeño agujero y sale por un pequeño agujero que hay en la polea.

Una vez salga un palmo de cinta por ese agujero, le haremos varios nudos (un par) para evitar que se salga de nuevo. Al realizar los nudos ya tendremos concluida la parte de arriba de la persiana. Sólo nos faltará volver a atornillar o clavar la tapa del cajón. Ahora pasemos al recogedor de la persiana.

Éste está empotrado en la pared y sujeto con tornillos. Desatornillémoslo para sacar la cinta vieja del recogedor. En el extremo final de la cinta nueva haremos un pequeño orificio. Una vez hecho este orificio, meteremos la cinta nueva por la ventanilla del recogedor de la persiana. Observa que en el interior de la ventanilla del recogedor hay dos varillas de metal. La cinta debe de entrar por encima de ambas.

Una vez la cinta introducida, comienza a girar hacia delante el rodillo del recogedor. Conforme lo hagamos, veremos que se va tensando el muelle o fleje que hay en su interior. Ténsalo al máximo sujetando con firmeza el rodillo en la operación, pues si ésta se nos escapase podría hacernos muchísimo daño. Por lo que repetimos: sujeta con fuerza el rodillo.

Una vez tensado, busca el saliente o pivote que tiene el rodillo. El agujero previamente hecho en la cinta tiene que ir sujeto a ese saliente. Una vez sujeta la cinta, iremos soltando poco a poco la tensión del muelle. Según vaya girando, se irá enrollando la cinta en él.

El último paso es volver a colocar el recogedor en la pared. También es aconsejable engrasar las guías por las cuales baja la persiana con un lubricante.

Imprimir artículo Enviar por email   1 comentario Insertar comentarios


Tags:   bricolaje, persianas, reparar
Contacto HogarPedia.com :: Bricolaje, decoración, hogar, pisos, hipotecas, seguros, alquiler.
Aviso Legal